Paz y Ganas

Cuantas veces en la vida, vivimos en oposición, negando, en contra de lo que NO podemos cambiar en nuestras vidas. La consecuencia puede ser imperceptible a la conciencia, pero generalmente nos deja un estado, en cualquier medida, de resentimiento.

Cuantas veces en la vida vivimos en oposición, negando, en contra de lo que PODRÍA SER, y aun cuando sabemos o no, que si va a ser depende de mí, preferimos dejar las cosas como están. Un ligero o gran estado de ánimo entra por la puerta principal, nosotros mismos le damos la bienvenida a la resignación.

Sin embargo la ACEPTACIÓN de lo que de lo que no se puede cambiar, así como de la posibilidad, invita a nuestra casa a dos miembro más de la familia, quizá los más importantes, los que muchas veces extrañamos, no están presentes, porque los invitamos a salir de paseo y no escuchamos el toque sutil en nuestra puerta…

…PAZ y GANAS.

Bienvenidos a casa, los extrañé…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *